lunes, 10 de agosto de 2015

Acontecimiento histórico: ¡He vivido la visita de un Papa!


Este post es muy especial para mí, y no porque sea Católica y profese esta religión, sino porque este hombre me ha devuelto un poco de esa fe y creencia que a veces pareciera tiritar y me hace dudar.

La visita apostólica del Papa a Latinoamérica generó diversas reacciones, positivas y negativas como es de esperarse. Muy lejos de lo que muchos critican, este hombre ha hecho reaccionar o volver al camino a algunos, lo que lo hace merecedor de ser llamado Papa. No se trata de decir que porque no vamos a misa, y en cambio si queremos ir a verlo, no es fanatismo, va más allá de un sentimiento religioso, en mí caso puntual es un hombre que admiro. Fuera a verlo una y otra vez si tuviera la oportunidad, no se trata de que porque es el Papa, sino porque es un hombre ejemplar que genera respeto en mí.

Si lo vemos desde otro punto de vista, es como cuando es navidad y nunca faltan los grinchs que critican la época diciendo que todo es marketing y que sólo en esta fecha la gente quiere comportarse bien, pues bien, como me comentó una amiga muy cercana, al menos esta época es una excusa para eso, capaz que si no existiera la navidad no lo hicieran nunca.

Por favor no critiques ni juzgues si no haces lo mismo. Es fácil predicar pero difícil practicar.

Una vez dicho y aclarado este punto, puedo resumir que verlo fue muy emocionante. Fueron escasos 10 segundos o menos cuando paso en el papa móvil, pero sin ninguna clase de seguridad más allá de los policías adelante y atrás. Es un hombre que te transmite una esencia que no puedo explicar.

video

El Papa Francisco, es de nacimiento argentino, su nombre de pila es Jorge Mario Bergoglio y es el primer Papa Latinoamericano! Fue elegido en Marzo del 2013.

Francisco añoraba regresar a su Hispanoamérica, y decidió volver para visitar a los países con índices de pobreza económica altos, pero así mismo con las poblaciones más significativas que profesan la religión católica. La gira de ocho días empezó aquí en Ecuador, desde el 5 de julio, donde estuvo en Guayaquil y Quito. Resaltaré cuando el Presidente Rafael Correa dijo en el discurso de bienvenida: “El Papa es un gigante moral para creyentes y no creyentes”, y es que así es, la “Humanidad de Francisco” hace que no sólo católicos quieran sentir su presencia, sino personas de otras religiones o incluso ateos y agnósticos. El Papa por su parte dio las gracias a Dios por volver a América y a muestra hermosa tierra del Ecuador.

En ambas ciudades ofreció misa, en la de Guayaquil habló sobre el núcleo familiar: “El mejor de los vinos está en la esperanza y en arriesgarse al amor, a amar y está por venir”. La verdad es que su recorrido nunca paró, no se cuanta energía puede tener, porque aún cuando lo vi, ya tarde y luego de que cumplió todas las actividades del día de su agenda, él seguía regio, intacto, como si recién comenzara todo.

Su visita continuó en Bolivia, donde también resaltó a la familia que es “…La célula básica de la sociedad”. Aquí fue sorprendido por un regalo muy particular del Presidente Evo Morales, un crucifijo con una hoz y un martillo, que fue diseñado por un jesuita español Luis Espinal, quien fue perseguido y asesinado por ayudar a las familias de los mineros durante la dictadura de Luis García Meza, según indica el Vaticano, este regalo fue considerado como un símbolo de diálogo.

Terminó su visita en Paraguay, en la última misa asistieron mandatarios como la presidenta argentina Cristina Fernández y el presidente paraguayo Horacio Cartes. En esta misa prepararon un altar revestido con espigas de maíz, coco paraguayo y calabaza, un símbolo de la historia de Paraguay entre el arte guaraní, los jesuitas y los franciscanos.

En todo su recorrido nos llenó con mensajes sociales diversos, y denunció las injusticias sociales vividas en estos países, y con esa sencillez que lo caracteriza desde siempre, nunca dejo de decir que no nos olvidemos de rezar por él. ¡Cuánta grandeza pidiendo esto!


Y por si no quedó claro el primer punto del post, los dejo con una de las frases que más me gustó: "No importa a cuántas misas de domingo acudas, si no tienes un corazón solidario, si no sabes lo que pasa en tu ciudad, tu fe es muy débil, o está enferma o muerta".

No hay comentarios:

Publicar un comentario