sábado, 8 de diciembre de 2018

Now you're in New York! These streets will make you feel brand new, big lights will inspire you. Hear it for New York! ( I Parte)


Parece como si cada vez que creo que ya lo he visto todo, esta ciudad me sorprende con algo nuevo por conocer o algo que aún no había hecho.

Y esta vez aproveché recorriendo el famosísimo Puente de Brooklyn, el cual se construyó en 1883, totalmente de acero, para conectar las ciudades de Brooklyn con Manhattan. Mi prima fue una guía de lujo, y eligió que caminemos el puente desde Brooklyn hacia Manhattan, en mi opinión la mejor vista, al fondo divisando los rascacielos como el One Worl Trade Center y hacia un lado un poco hasta de la Estatua de La Libertad.



En esta ruta, tomamos el tren C que nos dejó en la estación High Street/Puente de Brooklyn, salimos de la estación y caminamos hacia el área donde arriba el ferry, en los antiguos muelles de Brooklyn, donde se encuentra el Brooklyn Bridge Park, y se puede disfrutar de una excelente vista de Manhattan, aquí puedes aprovechar para tomar unas fotografías increíbles, dado que se pueden observar los dos puentes (el de Brooklyn y el de Manhattan). 



Continuamos por DUMBO (Down Under the Manhattan Bridge Overpass - Debajo del Paso del Puente de Manhattan), una antigua zona industrial y manufacturera que dejó lofts abandonados, y que en la actualidad se está poblando nuevamente con restaurantes, tiendas, y personas que buscan departamentos grandes.













También se encuentra el Main Street Park, donde ves más de cerca el Puente de Manhattan, abierto en 1909 y que cruza el río Este, que conecta al Bajo Manhattan (calle Canal) con Brooklyn (la extensión de la Av. Flatbush), en Long Island Aquí continúa una vista muy interesante por lo que suelen hacer fotos de bodas, e incluso grabar escenas de películas (Estaban grabando un dorama).













Luego de recorrer esta zona, llegamos a las escaleras de la zona peatonal desde donde empiezas a subir el tan famoso Puente andando hacia Manhattan.



Disfrutamos de las vista, tomamos muchas fotos y saboreamos cada momento; Justamente entre que admiras el paisaje, te tomas fotos, y caminas algo despacio, te tomarás unos 40 a 60 minutos en cruzar hacia el otro lado y llegar al bajo Manhattan.

Siempre hay que tener la cámara a la mano, porque en cualquier momento puedes hacer fotos y con mucha suerte agarrar una toma donde nadie aparezca. Eso sí, hay que tener cuidado con el carril donde van las bicicletas que se comparte con la zona peatonal.

 Cuando vas llegando ya ves más de cerca el One Worl Trade Center, originalmente llamado "Freedom Tower”, ves también una placa en una de las columnas centrales, y finalmente una estatua de lo que creo es un político relacionado a la construcción del puente (No le tomé foto por eso no me recuerdo quien era). Ya saliendo del puente, en el en el bajo Manhattan, hay muchos puestitos donde puedes llevar recuerdos como llaveros, imanes, bolitas de nieve, por menos de $3.
Sales justo al City Hall (La Alcaldía) y si aún te queda energía, puedes visitar el City Hall Park, un parque muy bonito y clásico que la alberga. Nosotros ya sólo pasamos por afuera y vimos una linda ardilla que tenía mucha hambre por lo que salía a la acera del parque (Y yo sin comida).

Luego de un descanso, bajamos caminando por Zucotti Park, un parque pequeño pero lleno de luces doradas, creo que en alusión a las fiestas navideñas, y listas para nuestro tren de regreso a Queens.

domingo, 25 de noviembre de 2018

¿Existen las Krepenianas? ¡Si! KrepeLunatic y sus Agendas 2019!!!

Hace poco tiempo, la marca ecuatoriana Krepelunatics convocó a un concurso de microrelatos para incluir los mismos dentro de su nueva agenda para el año 2019.

Y que creen? Fue muy emocionante saber que mi microrelatos fue escogido para que formara parte de su arte: #LaLunaSigueIgual. El evento de lanzamiento de sus agendas se realizó este sábado en el Hotel Bálsamos (Por cierto no lo conocía y me pareció un lugar muy acogedor), en donde reconocieron a los artistas que los apoyan.

La idea de la marca se basa en los tres pilares de la sostenibilidad: Ambiental, social y económico. 
Los materiales que se utilizan en las agendas Krepenianas en su mayoría son Eco amigables, como las hojas que están hechas en papel de fibra de caña de azúcar y sus procesos de manufactura son artesanales, es decir que no usan máquinas que contaminen el medio ambiente.
Por el lado social colaboran con otros artistas, como los ilustradores que realizaron las portadas, y los microrelatistas, a quienes se nos abrió un nuevo espacio para los artistas que empezamos y queremos darnos a conocer, sobretodo en este mundo gigante en competencia pero que brinda a todos esa oportunidad poco a poco.
Y por el lado económico se busca que sea accesible para él consumidor y genere ingresos para la marca y los artistas que colaboran con la misma.

La estructura de la agenda es bastante amigable, y consta de planificadores mensuales y semanales.
Una de las novedades que me sorprendió es que cuenta con una cuponera donde hay descuentos para usarse con otras marcas de emprendedores.

Krepelunatics no solo cuenta con las agendas ya diseñadas, sino que también realizan agendas y cuadernos personalizados, en tamaño A5 en A6. La personalización incluye poner una imagen que te guste en o incluir un par de páginas con fotos o frases (este último con un recargo adicional).

Que grato es saber que existen cada día emprendedores comprometidos con el medio ambiente y con brindar una experiencia diferente y de calidad al consumidor.

Así que los invito a que visiten los lugares donde pueden adquirirlas para que las revisen y se den cuenta de lo lindas que están, o porque no también usar la opción personalizable y hacerla a tu gusto o como regalo para alguien especial.

En estas fechas los detalles son mucho más apreciados, y que m
ejor que sea apoyando una marca nacional que a su vez apoya a otros artistas y a la madre tierra.

lunes, 8 de octubre de 2018

Romance en la Perla del Pacífico: 5 lugares para una primera cita

https://youtu.be/xqiakshG5Os

El romance no es cosa de nuestros abuelos, aún se respira en la urbe de nuestra ciudad, cobijada por el manso río Guayas.

Y es que sin duda alguna, Guayaquil es escenario del amor que día a día viven a flor de piel muchas parejas que se profesan su cariño. Sin embargo no podemos dudar que el momento que más nos llena de emoción y nervios siempre es y ha sido la tan anhelada “Primera Cita”.

Así que aprovechando las fiestas Octubrinas de la ciudad, se me ocurrió hacer un listado de los 5 lugares románticos que podríamos considerar para ese primer encuentro en la Perla del Pacífico.

1.     Malecón 2000
No puede haber algo más romántico que caminar agarrados de la mano en la primera cita, y en el centro de la ciudad el Malecón 2000 tiene hectáreas para perderse.






















Rodeado de vegetación, tiene distracciones como Museos, restaurantes y la más reciente Rueda “La Perla” donde puedes subir, dar una vuelta y observar el paisaje desde otra perspectiva más alta, perfecto para que puedan estar más agarraditos.

2.     El mirador de Bellavista
En el lado norte de la ciudad, podemos encontrar el mirador que permite acceder a una vista llena de las luces de Guayaquil.
Es un lugar perfecto para una primera cita dada su tranquilidad, permite  estar sentados el uno junto al otro viéndose profundamente a los ojos y conversando sea de temas profundos o triviales.

3.     Malecón del Estero Salado
Y que tiene de diferente este otro Malecón? Para una primera cita ¡Todo! Se puede vivir el romance observando la fuente de aguas danzantes con luces multicolores; También posee el espacio cultural “La Bota” que alberga obras de microteatro, teatro, música, stand up comedy, entre otros. Y por si fuera poco tiene un lugar con un centro de entretenimiento con juegos de videos y parquecito de diversiones.

4.     Puerto Santa Ana
Un lugar que se ha remodelado relativamente hace poco, así que porque no aprovechar una cena en sus restaurantes de primera, quien quita y luego de la primera cita, se convierta en una afición para las siguientes el recorrer lugares gastronómicos con esa persona especial.

5.     Parque Histórico
Si bien es cierto está ubicado en la entrada a Samborondón, no podía no nombrarlo, ya que es un destino cultural para una primera cita y mientras se recorre la historia de la ciudad, hay un repertorio de piropos de nuestros campesinos que nos harán respirar un aire lleno de ilusión y enamorarán a más de uno.

Así que: ¡Ya no hay excusas! Estos lugares son ideales para vivir el romanticismo sobretodo en esa mágica experiencia de la primera cita.

Eso sí, recordemos que el lugar nunca es tan importante como la compañía y más si estamos con la persona correcta, con seguridad esa persona saca nuestro lado más romántico en  cualquier parte del mundo.

domingo, 12 de agosto de 2018

Y casi no llegamos… pero la encontramos: La Cascada Salto Del Oro


Y seguimos con lugares por explorar en Ecuador y la siguiente aventura fue llegar a la Cascada El Salto Del Oro.

La cascada El Salto Del Oro está ubicada en la frontera del cantón de Pedro Carbo y el cantón Paján, ingresando por el pueblo Jerusalén. Desde el terminal de Guayaquil, se puede coger un bus que vaya a Pedro Carbo y se indica que se va a ir a la Cascada, para que lo dejen en la parte cercana donde se coge otro pequeño bus que va hacia Jerusalén (con un costo de $0,75), así mismo al conductor se le indica que se desea ir hacia la Cascada, pues de Jerusalén hay un pequeño tramo más que agradecerás no caminar, este bus nos dejó justamente al pie del letrero de la Cascada que indica que son 6 kilómetros hasta llegar al Salto del Oro, muchos indican que son 2 horas y media, sin embargo este sería el tiempo si conoces el camino, de no conocerlo es muchísimo más ya que uno se hecha varias perdidas, como las que tuvimos nosotros.

 Luego de mi experiencia en este viaje, debo decirles que es preferible salir muy temprano en la mañana, apenas amanezca, y de ser posible contratar un guía nativo (Aunque cuando llegué no encontré a nadie que quiera ir como guía), y en realidad la mejor opción es ir o alquilar una camioneta doble cabina (Debo indicar que tampoco vi que alquilaran, pero sería bueno preguntar) para que te lleve hacia la Cascada, puesto que sino pierdes demasiado tiempo ya que el camino no está señalizado, (ya que no es un destino turístico como tal) además que en su camino se atraviesan varias propiedades privadas.

Si se deciden por ir caminando, les dejo pistas del camino: Primero estará este camino de Y, avanzar recto, luego encontrarán una cerca de madera, deben abrirla y continuar, y más adelante habrá una casa y probablemente vean el camión que vimos nosotros, (Aquí estarán a unos 30-40 minutos).

Es importante llevar alimentos, agua, repelente y bloqueador, ya que en el camino no hay nada para comprar o abastecerse.

Luego de caminar por más de 4 horas, ya agotados, fue como una luz el ver el segundo y último letrero, que los campesinos del lugar nos decían que debíamos encontrar.
Nos sentimos tan emocionados y enojados al mismo tiempo por todo lo caminado, y nos dispusimos a bajar hacia la misma, y debo decirlo: Fue ¡Otra odisea! Bajar hacia la Cascada, ya que es un camino improvisado, y un poco peligroso ya que puedes rodar por ahí, sino vas con paso firme y despacio. Para ese momento ya escuchábamos el sonido de la cascada.

Hasta que al fin, la vimos, si, la Cascada una profundidad de 50 m y una altura que oscila entre los 15 metros según mis cálculos.
La contemplamos, la ves pequeña pero guarda algo especial no sé si la palabra es mágica, pero es un sitio que te invita a quedarte ahí, por cierto también se hace camping. Nosotros nos encontramos con otros turistas que ya llevaban un día acampando ahí, y nos contaron que se perdieron al igual que nosotros y caminaron durante 4 horas hasta llegar.

Nos zambullimos ahí, estaba un poco fría pero valía la pena. El agua es limpia e incluso hasta llenamos nuestras botellas con la misma.

No pudimos quedarnos por mucho tiempo, pues teníamos otros más de 6K que recorrer de regreso, y con el tiempo encima, pues la noche nos iba a coger a medio camino, y así fue. El retorno fue mortal, llegamos caminando al pueblo de Jerusalem alrededor de las 19:00 y conseguimos que una familia de ahí nos alquile su camioneta y nos lleve de regreso a Pedro Carbo, donde tomamos el bus hacia mi querido Guayaquil.
Debo recalcar que definitivamente es un lugar dirigido a los eco-turitas y aventureros, así que si esta es tu clase de aventura, debes vivirla !!!

domingo, 10 de junio de 2018

Zaruma, historia hecha ciudad


Zaruma llamada “La Sultana de El Oro”, es una ciudad perteneciente a esta provincia y es un lugar lleno de historia, con mucha naturaleza y un clima delicioso (parte costa, parte sierra), sin olvidar que cuenta con una gastronomía exquisita. Actualmente está en la lista para ser declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad.



La verdad debo confesar que no pensé que íbamos a poder hacer tantas actividades, pero resulta que tiene muchas cosas para hacer y visitar. Nos enrumbamos tomando la cooperativa TAC en el terminal de Guayaquil, cuyo costo es de unos $8, y unas 5 horas aproximadamente hasta allá


Entre las múltiples actividades es imprescindible visitar la Mina Turística “El Sexmo”, el recorrido es gratuito e incluye el equipo de seguridad como botas y casco, antes de ingresar, se debe ver un documental que habla sobre la actividad minera. La mina es de aproximadamente 500 metros, y a la salida debes dar una vuelta para comprar las piedras semipreciosas en las tiendas de artesanías con precios más que económicos.
En esta ciudad también hay taxis camionetas, nosotros pedimos una 4X4 para ascender al Mirador “Cerro El Calvario”, donde está una cruz. El lugar que es bien empinado, ofrece una vista maravillosa de Zaruma y sus alrededores, nos quedamos apreciando el paisaje que poco a poco se iba nublando.





























En la primera noche fuimos a pasear por el centro histórico, donde destaca la Iglesia del Santuario de la Virgen del Carmen, el parque (donde no puede faltar la respectiva foto con las letras), y a su alrededor lugares para comer y tomar algo, con el inconfundible olor a café que hay en el lugar.


Además del café, el tigrillo es riquísimo, los tamales, el bolón con maní, el repe (sopa de guineo verde, leche y queso), y es que para comer hay de todo, y muchos lugares con precios para todos los gustos.

En nuestro recorrido, tuvimos la oportunidad de ir a una caminata turística gratuita organizada por el Municipio de Zaruma, para visitar la Cascada Huayquichuma en Huertas, desde donde comenzamos la caminata, unos 8K sólo de ida, y pues, después de los 6K, la chiva ya nos iba recogiendo a los que íbamos disminuyendo la velocidad, hasta que terminamos todos en el carro, con todas las ganas de llegar a la cascada. Para llegar a la misma, debes subir unas escaleras (decían que son como 400 pero creo que son mucho menos) aquí abajo hay una pequeña cabaña con todas las comodidades modernas como servicios higiénicos, e incluso una especie de cocina. 

Cuando llegas te quedas maravillado por la fuerza que desborda la cascada que tiene una caída de agua de 80 metros, tanto que tan sólo parándote para tomarte la foto quedas empapado, el agua estaba helada sin embargo eso no nos detuvo para sacarnos los zapatos (dado que no llevé otro par), y adentrarnos en el chorro, nos tomamos foto, y salimos nuevamente en la chiva de regreso para Zaruma.  

También se puede visitar el Museo Municipal, que tiene recoge la historia cultural y ancestral de la ciudad, quizás si no conoces del lugar es una buena idea que sea la primera parada, pues podrás conseguir un mapa que te indica innumerables lugares cercanos que visitar.

Compramos dulces en la dulcería de “Doña Cleme”, quien es una amable señora que realiza dulces todos los días, como manjar de leche, biscochos, dulces con panela y maní, en fin innumerable variedad.

https://youtu.be/uvr59zdllWg
Pero debo decir que la visita que más me gustó, fue la del ingenio que procesa el oro, así es, tuve el privilegio de asistir y de ver cómo se obtiene el metal precioso por excelencia. Todo se procesa en las chancadoras que muele el material (piedras con cuarzo y oro) con la tierra, mientras más fina es la trituración del cuarzo, se recupera más oro; ese líquido que parece cemento cae dentro de unas canaletas inclinadas, mediante una corriente continua de agua; dentro de las canaletas hay bayetas (una especie de alfombra) que absorben la arena y el agua se evacúa por los drenajes. Luego se saca las bayetas y se las exprime en cajones, donde se solidifica la arena, esta se traslada a unos depósitos donde se mezcla con el azogue (similar al mercurio) que atrapa al oro en pelotitas, estas se calientan y se evapora el azogue, quedando el oro en polvo.

Y por si fuera poco, nos dieron una muestra de cómo se lava el material cuando lo que queda no se puede sacar de las bayetas, así en una especie de cuenco, donde resultó cierto lo que dice el refrán: “No todo lo que brilla es oro” (vean el video).








Sin duda no pensé divertirme tanto en este viaje, y más que nada aprender en esta ciudad Patrimonio. Visitarla en un fin de semana es una gran idea para nuevas memorias.